Residencia de la Marquesa de Castel Bravo

18, Cours de Chapeau Rouge, 33000 Burdeos - Tranvía Grand Théâtre (B)

Los Condes de Oñate, el Conde de Prado Castellano o el Marqués de Tolosa, son algunos de las decenas de nobles afectos al liberalismo que llegaron a Burdeos en 1823. La Marquesa de Castel Bravo aprovechó el exilio para separarse del Marqués. Emprendió su periplo vía Inglaterra hasta instalarse, sola, en esta casa.

“En cuanto a marqueses, te aseguro que estamos aquí hasta el cogote de ellos: saliendo a la calle, no vuelvo la vista sin que tropiece con un marqués o una marquesita. Deben de haber empezado por ahí la expulsión de los sospechosos, (..) según la inundación de ellos que nos ha venido hacia acá”. (Carta de Moratín, febrero de 1824)
La antigua residencia de la marquesa se encuentra en una de las avenidas más antiguas de Burdeos en la que se ubican algunos de los edificios más bellos e históricos de la ciudad. Desemboca en el río Garona en su parte más al Este y en el Gran Teatro en su otro extremo.
Antiguo emplazamiento del Consulado de España
Prefectura
Residencia de los Condes de Sástago
Casa Goya-Instituto Cervantes
Relojería Brosse
Galerie bordelaise
Gran Teatro
Hotel Quatre Parties du Monde
Residencia del Marqués de San Adrián
Iglesia de Notre Dame
Parada de la diligencia
Chocolatería de Braulio Poc
Calle de los exiliados españoles
Colegio de jóvenes españoles

Ruta Actual

Afrancesados

Lugar Actual

Residencia de la Marquesa de Castel Bravo

Vista 360

[subir]